Lo sabemos, tradicionalmente se ha asociado el “blockchain” a las finanzas. Seguramente en tu mente tienes esta palabra vinculada con las criptomonedas (y es posible que incluso con los bitcoin). No obstante debes saber que en los últimos tiempos, el término blockchain cada vez tiene una mayor presencia en el sector logístico.

Llevamos un tiempo donde se habla de una nueva revolución tecnológica que va a cambiar el futuro del comercio y transporte de mercancías. En FACTOR 5 estamos inmersos en las nuevas tendencias que hacen que el blockchain ya sea una realidad, usándose cada vez más en las operaciones.

¿En qué consiste el blockchain?

Explicándolo de una forma simple, podemos definir el blockchain como  una base de datos enorme donde en lugar de almacenarse la información en una sola base de datos, se almacena en muchos ordenadores diferentes. De esta forma, se consigue una copia de la información, haciendo que esta red de dispositivos esté interconectada, descentralizada y funcione de forma colaborativa.

Seguramente, llegados a este punto te estarás preguntando, ¿quién administra y controla la información de estos ordenadores? En este sentido debes saber que este sistema, no necesita de un perfil específico que valide su información, ya que cada dispositivo tiene permisos. Por ponerte un ejemplo, cuando se incluye un dato dentro de la red, se envía al resto de los dispositivos para que puedan validarlo de forma individual. Cuando se han validado los diferentes nodos de la operación, esa información nueva se incluirá de forma permanente, creando una copia en cada uno de los dispositivos. Esto provoca que cada nexo de la red custodia la información.

¿Por qué usar el blockchain?

El blockchain es uno de los sistemas más seguros debido a que:

  • Cuenta con mucha transparencia: todas las modificaciones que se producen quedan registradas en cada uno de los dispositivos. Además de esto, la información es accesible.
  • Se puede incluir nueva información en el sistema pero no modificar ni eliminar la información ya existente.
  • Al estar la información compartida en todos los dispositivos, se evita tener tantos problemas respecto a errores o erratas en datos.
  • Ofrece una mayor privacidad y anonimato. Toda la información se puede encriptar sin generar problemas respecto a la fiabilidad de la red.

¿En qué se usa blockchain en el sector logístico?

Lo cierto es que el blockchain es bastante reciente, no obstante es tan fiable que se ha usado tanto en el sector financiero como en el logístico. Uno de los usos más recurrentes se aplica en los llamados “Smart contracts”. Se pueden hacer transacciones entre dos partes, siendo validado por una red formada por miles de ordenadores. Esto hace que sus usos sean muy amplios.

El comercio internacional y el blockchain

Cuando estamos hablando del comercio internacional debemos de ser conscientes de que en este tipo de operaciones intervienen muchos agentes diferentes, registrándose cada paso y teniendo muchos documentos asociados. El blockchain permite que se pueda crear una gran red que incluya a las diferentes partes del proceso logístico.

Cualquier documento que forme parte del proceso puede validarse de forma prácticamente automática. De esta forma, podemos gestionarlo todo (desde la documentación a los pagos) de forma digital y con una mayor rapidez (sin necesidad de terceros). Este proceso también sirve para minimizar posibles errores de comunicación, pudiendo volver siempre para verificar la información a una fuente de datos fiable.

¿Qué ocurre con el blockchain en el transporte terrestre?

Una de las mayores ventajas que ofrece el blockchain de cara al transporte por carretera es la posibilidad de hacer redes colaborativas sin la necesidad de tener intermediarios. En definitiva se pueden crear espacios virtuales con plataformas seguras. Todo esto, hace que se pueda gestionar de una forma más eficiente las cargas en cualquier parte del mundo. Si lo unimos a los “smart contracts” conseguiremos reducir los impagos y la morosidad.

Cómo se une el blockchain con la trazabilidad

Cuando se integran sistemas de blockchain en procesos logísticos, conseguimos dejar constancia (a tiempo real) sobre el estado de un producto. Esto se puede llevar a cabo independientemente del proceso de la cadena logística en la que se encuentre. En este proceso, se puede incluir aún más información (por ejemplo, temperatura a la que se ha mantenido la mercancía, zona en la que se encuentra…).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar