Como casi en toda plataforma logística, el trabajo está distribuido en secciones que conforman la cadena de producción. En la plataforma C.A.D SUR de Sevilla los departamentos, citados por orden de producción, son los siguientes:

  1. Departamento de Recepción: Encargado de la descarga y verificación de la mercancía de los camiones de proveedores. Gran parte de este género tiene como destino la preparación inmediata (clasificador), el resto es almacenado en las estanterías pasando a formar parte del “Stock”. También se encarga de distribuir la mercancía que no necesita proceso de preparación (Palets o semipalets completos) a los diferentes Ras o Playas de expedición.
  2. Departamento de Preparación: Comprende dos áreas. La primera es la preparación clasificada que hoy en día alcanza más de 60% de la producción y se realiza en el clasificador. La segunda es la preparación manual que se realiza tanto en los niveles cero de las estanterías del almacén, como en la zona conocida como flujo tenso, que son palets ordenados por destino en el suelo donde se prepara la mercancía destinada a ser clasificada pero que, por motivos de tamaño no se puede hacer por el clasificador. También disponemos de dos áreas que, aunque no intervengan de forma directa en la cadena de producción, no son menos importantes, como el departamento de averías y recuperación de mercancía y el de verificación, encargado este último de confirmar que la mercancía dispuesta para su distribución es la adecuada en cuánto a producto y cantidad.
  3. Departamento de Expedición o Transporte: El último eslabón. Es donde finaliza la cadena de producción.

En todos los puestos los empleados tienen una responsabilidad, pero en expedición esta se multiplica. Cualquier error puede tener una trascendencia considerable y eso obliga a estar alerta durante toda la jornada laboral. No es solo cargar camiones. Comprobar que la mercancía esté correctamente paletizada, asegurar que la misma es la correcta, que no haya género con fecha atrasada, colocarla en las playas de forma ordenada para minimizar las dificultades que quien las cargue se pueda encontrar. No es solo cargar camiones. Sustituir sobre la marcha cualquier caja que se considere que no ofrece la calidad adecuada para entregar al cliente. Cargar de forma segura y compacta, para que la mercancía no sufra los posibles efectos que son previsibles siempre que algo se transporta, como por ejemplo la inercia de un frenazo.

Todos los eslabones de una cadena son importantes, pero el toque final de cualquier actividad adquiere un cariz especial. El trabajo laborioso de la cocina de un buen restaurante corre el riesgo de no ser valorado con justicia por el cliente si se falla al emplatar, y ahí es donde todo adquiere sentido, cuando sabes que de ti en gran parte depende, que el trabajo de todos tus compañeros, que el esfuerzo de todos los eslabones llegue a buen fin.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar